Volver a verte.

Escrito: 23/4/15
tumblr_nhh2jxCr2Q1u6hlc9o1_500
Skins

Volver a verte. Volver al banco del parque de en frente, porque mi madre se pone enferma al verte. Volver a las noches en tu sofá dirección cama, donde la “U” se cambia por la “I” hasta acabar en ti.

Volver a coger la cerveza y reinos de la radio María, que dice que hay un dios que a nosotros no nos quiere en el cielo. Pero que más da, si los dos sabemos que abajo está lo mejor.

Volver a despertar con el maquillaje corrido y corriendo, volver a las madrugadas de caminatas o mañanas, donde el taxista espera mis llamadas.

Volver a buscarte entre lágrimas y sonrisas; qué suerte encontrarte y seguir siendo los mismos, desastrosos corazones inacabables, disfrutando de la poca cordura de este amor.

Se acaba Sant Jordi y empieza una nueva pagina, en un libro que en pausa se quedo…


Elsa Fdz Blanco ©

La mochila pesa el doble cuando tienes dudas, miedos, y carencias.

PicsArt_12-21-08.42.39
2012

Y llegué, llegué al ámbito educativo y lo único que espero es que no sea una experiencia única, porque en la educación empieza una gran parte del cambio y porque es el segundo sitio donde más horas pasan los estudiantes, no solo escuchando lo que los profesores explican en una pizarra, si no pensando en todas esas dudas del futuro, hablando con su yo interior y planteándose el de que les sirve saber tanto contenido que no van a poner en práctica.

Y llegué al ámbito educativo y vi la necesidad que hay de gritar a los cuatro vientos:

Tranquilx si te odias a ti mism@, todos lo hemos hecho, pero no sigas por ahí.

Tranquilx la/el de al lado tuyo también se ha odiado de la misma manera alguna vez, algún día, algunas horas, pero decirlo le haría humana, vulnerable​ y víctima de la sociedad.

Tranquilx se que las matemáticas ahora mismo te importan una mierda porque realmente te sientes eso, una puta mierda.

Tranquilx se que la mochila te pesa el doble cuando tienes dudas, miedos, y carencias y no sabes cómo expresarlo porque solo te enseñan a memorizar textos y números.

Tranquilx se que ir a clase te presiona simplemente por no ser juzgadx por tus iguales, y que entrar por la puerta a veces parece la entrada a un casting donde la belleza reina ante la inteligencia incluso donde se va a aprender en vez de a ligar y acaba siendo un combate en plena batalla, un miss/mister aula.

Tranquilx si tú compañerx te juzga, solo está verbalizando sus propios miedos, no juzgando los tuyos.

Tranquilx una nota no va a determinar tu vida, y que te compares con la/el que está en la otra silla no va a ser la solución.

No te asustes si te digo que eso de “No crezcas es una trampa” es verdad, pero la solución no es quedarse en una talla 36, mejor abordemos la prevención de no caer en la trampa aún creciendo, y que no dejes de crecer porque eres muy grande independientemente de lo grandes que puedan ser tus caderas, tus pechos, tu culo o tus muslos. No centres tu frustración de la injusta realidad, que te encuentras a medida que la inocencia se va, en tu cuerpo intentando retenerte, retroceder, retorcerte, romperte. Centra tu frustración en plantarle cara a la injusticia con tus granos, tus ojeras de no rendirte ante la injusta realidad, y tu bigote depilado por pensar que las demás no tienen.

Pide que te enseñen a enfrentarte a la vida, no a contar las calorías. Pide que te enseñen el idioma de hablar contigo misma, en vez de a Don Quijote y un castellano en extinción. Pide que te enseñen lo que es la naturaleza, un cuerpo sin retoques, y que se dejen de tanta célula. Pide que te enseñen la pirámide de Maslow en tus carnes y no que no pretendan que empieces la casa por el tejado con la poca fuerza de cuatro huesos que te mantienen con vida, que la pirámide se explica explica de abajo arriba y no al revés.

Explícales que primero necesitas saber cómo quererte para querer a alguien o querer hacer algo contigo misma que no sea morir lentamente. Explícales que la única asignatura a la que prestas atención cuando te quieres morir es en anatomía, y que en la muerte no hay exámenes, ni competiciones, ni todo el futuro que te venden.

Explícales que quieres vivir pero que los libros no desarrollan adecuadamente como ser feliz y que por mucho que memorices el concepto no te has examinado en ello y aún no sabes que sin una nota o un número que te identifique, se es más libre.


Elsa Fdz Blanco ©

Ser madre no es parir, es dar la vida sin parar.

Cuando tuve el libro en mis manos y lo abrí despacio, con miedo a leer todo o casi todo lo que ya sabía, jamás pensé que sentiría a mi madre leyéndome el libro sin estar ella presente. Lidia Amella pone voz a muchas madres que han pasado o están pasando por lo mismo y una como persona recuperada a día de hoy, se da cuenta de que, las madres ven nuestro dolor día tras día y tratan de repararlo y al mismo tiempo gestionar el de ellas y nosotras solo vemos nuestro dolor y el sentimiento de incomprendidxs por los demás.

Invito a leer este libro tanto a Madres y Padres como jefes de empresas que no tienen para nada en cuenta estás situaciones, como a las instituciones públicas de salud mental que tienen una pobre atención a estas personas que padecen TCA pero sobretodo invito a leer este libro a todas las afectadas a día de hoy, porque realmente es imposible de creer todo lo que puede llegar a aguantar y hacer una madre por el amor de su hija.

Si eres madre debes saber que tu hija te quiere.

Si eres hija debes saber que tu madre te quiere.

Ser madre es el trabajo más duro y peor pagado.

IMG_20170507_121753_302


Elsa Fdz Blanco ©

Narcotraficante de delirios.

Escrito: 3/5/15

Foto de Brewsklyn

Soy una loca extremista, una caótica sin frenos, ese veneno que te quema por dentro, pero hace que no pases frío en invierno. Soy esa que no pasa desapercibida simplemente porque no está dispuesta a ponerse vuestro uniforme con la etiqueta de -falta de personalidad-. Soy esa que dice, en todo momento, lo que por la cabeza se le pasa, soy esa que si apunta con el dedo, dispara, así que, no me pongas a prueba porque soy una magnifica francotiradora sin remordimientos si de mí se trata, soy dulce e inocente mientras planifico mentalmente una destrucción masiva. Soy el órdago en persona, el envite de todo el juego, así que nunca apuestes tu terreno o acabarás intoxicado por mi veneno.

No me tengas miedo, mi locura esta bien pulida por mucho que con mi vida sea una masoquista de alto rango. Donde pongo el ojo, pongo la bala, y si me cargo a alguien, tranquilo, seguramente sea con la mirada. Tengo un punto de zorra que me pone más cachonda que tu polla, así que no pienses que has ganado por el simple hecho de llevarme a tu cama, por mucho que haga el amor sin chaleco salvavidas o folle con muchas ganas, porque las personas que me satisfacen son las que me follan el corazón y se corren dentro. Soy una kamikaze sin remedio, una telepeína de gran talento, un tiovivo, el cual si quieres una bolsa para vomitar, viene incluido en el pack. Nunca acabo lo que empiezo porque odio los finales, así que no esperes que acabe de escribir este texto.

Ser ortera con clase esa es mi coherencia de base, no estoy cuerda, porque si no me ahorcaría con ella, por eso no se fían de mi y me busca la policía en las guías de las paginas amarillas, cuando no doy señales de vida, no vaya a ser que me pillen siendo una narcotraficante de delirios en pleno momento de melancolía. Con esto no busco empatía porque si no estaríais a la deriva, ya que un minuto en mi laberinto mental y estáis perdidos. Tomo pastillas de colores para mi vida en blanco y negro, ya que mi discordancia es inalcanzable y mi escala de intensidad define mis impulsos a medida que voy alimentándome de un sutil consumo lleno de vida, que el “carpe diem” esta muy oído, pero pocos logran vivirlo.

Resumiendo soy una de vodka a palo seco, un esmalte rojo color sangre seca, y una vagina cosmopolita, a fin de cuentas soy la arquitecta de todas y cada una de mis ruinas.


Elsa Fdz Blanco ©

No os quedéis con mi historia, si no con que podría ser la de cualquiera.

28-04-2016

http://www.eitb.eus/es/television/programas/mas-de-tres-millones/videos/detalle/4026810/video-la-lucha-elsa-anorexia/

Hoy hace casi un año que estuve en el programa de “Mas de tres Millones” contando resumidamente como fue mi vida con problemas de alimentación.

¿Muchos os preguntareis, que necesidad tienes de contarlos en los medios de comunicación?

Bien, esta enfermedad hasta hace poco ha estado enterrada por tabúes, y parece que poco a poco va saliendo a la luz, y alguien tiene que dar la cara, para romper con los prejuicios de esta enfermedad.

Parece que las personas si no ponen cara a un problema, no les interesa, o ni siquiera saben que existe, porque por desgracia lo que realmente gusta es el morbo y señalar, eso le encanta a la sociedad, la critica, la etiqueta fácil, la punta del iceberg sin ver más allá… Por eso insisto en que no os quedéis con mi historia, si no con la idea de que puede ser la de cualquiera, y cuando digo cualquiera digo, la vecina del quinto, la estanquera de la esquina, la compañera de trabajo, tu mejor amigo, la amiga de tu hija, tu propio hijo o tú…

Soy consciente de que mi pasado me va ha perseguir toda mi vida, soy consciente que hacerlo publico me va a perjudicar en mi futuro, los antecedentes nunca son un buen complemento, pero puede que dé sentido al futuro de alguien que piensa que de nada sirve vivir en un presente y eso me parece más importante que esconderme como si mi vida hubiera sido la felicidad de la huerta y todo haya sido maravilloso teniendo un currículum de 10.

Yo también pensaba que era imposible vivir en paz, sin guerras internas y secuelas físicas.

Yo también pensaba que jamás iba a volver a disfrutar de la vida y mucho menos de la comida.

Yo también pensaba que esto no tenía cura, hasta tal punto de pensar que, las que se curaban eran porque realmente nunca habían estado enfermas.

Yo también soy a día de hoy una persona que se ha liberado de ese lastre, y tú también podrás serlo, aunque sea largo el proceso, aunque parezca que sí y al final sea otro no, aunque parezca que no hay posibilidad alguna, la hay, te juro que existe.

Recuerda: NO SOMOS ENFERMAS, ESTAMOS.


Se me olvidó en su día publicarlo, o mejor dicho, me daba respeto, por ese futuro que me espera, pero estoy cansada de que tengamos que ponernos disfraces que no nos corresponden, somos lo que hemos vivido, y tenemos que aceptarlo y sacar lo positivo de todo lo bueno y lo malo, quien me quiera tendrá que hacerlo con todas las consecuencias cicatrices.

Elsa Fdz Blanco ©